El IES Cañada Real realiza su tradicional homenaje a las víctimas del holocausto judío

Galapagar convoca un concurso virtual de disfraces y chirigotas por Carnaval
2 febrero, 2021
XVIII Edición del Circuito de Arte Joven de la zona noroeste de Madrid
8 febrero, 2021

Este año estaban invitados al acto el director general del Centro Sefarad, Miguel de Lucas; Yessica Sanromán, técnica del centro; el alcalde de Galapagar, Alberto Gómez; y la concejala de Educación, Rosa María Encuentra

 

El alcalde de Galapagar y la concejala de Educación encendiendo las velas en honor a las víctimas del holocausto

05/02/2021: El pasado miércoles 3 de febrero, el alcalde de Galapagar, Alberto Gómez y la concejala de Educación, Rosa María Encuentra, acudieron al acto homenaje a las víctimas del holocausto judío, organizado por el Instituto Cañada Real, al que también fueron invitados el director del Centro Sefarad, Miguel de Lucas y la técnico de este mismo centro, Yessica Sanromán.

Es el tercer año que los alumnos del instituto trabajan en este acto enmarcado en el proyecto educativo SHOA, coordinado por la jefa del departamento de Filosofía del Cañada Real, Charo Sánchez, quien ha trabajado con los alumnos de 4º de Educación Secundaria Obligatoria para elegir temas que guarden relación con el holocausto judío que ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial. De esta forma, el alumnado trabaja durante varios meses recopilando y analizando información que, posteriormente, deben presentar durante este acto de memoria de las víctimas del genocidio judío.

En el acto del pasado miércoles, que se vio reducido en número de asistentes debido al los protocolos sanitarios actuales, los alumnos defendieron su trabajo con el tema de la propaganda nazi. Tras acabar las presentaciones, el alumnado de 2º de ESO quiso deleitar a los invitados con dos piezas musicales muy emotivas, además, todo ello fue grabado por los propios estudiantes de imagen y sonido.

Antes de finalizar, el director del Cañada Real, Juan María González, otorgó la palabra al alcalde de Galapagar que aprovechó para valorar el trabajo y el esfuerzo de todos los que han trabajado en este proyecto tan emotivo.

Como todos los años, el acto terminó con el encendido de las velas por parte de los invitados de honor y se guardó un minuto de silencio en señal de respeto a todas las víctimas que se cobró el holocausto nazi en Europa.