Comunicado de Mercedes Nuño, concejala de Deportes, sobre la sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº22 de Madrid

La Concejalía de Seguridad Ciudadana presenta la memoria anual del año 2022 de la Policía Local de Galapagar
13 abril, 2023
Galapagar ha celebrado el Acto de Nombramiento de Hija e Hijos Adoptivos del municipio
14 abril, 2023
La Concejalía de Seguridad Ciudadana presenta la memoria anual del año 2022 de la Policía Local de Galapagar
13 abril, 2023
Galapagar ha celebrado el Acto de Nombramiento de Hija e Hijos Adoptivos del municipio
14 abril, 2023

Sentencia desestimatoria y condena en costas al Club Pumas del Norte Galapagar por el recurso interpuesto al Ayuntamiento de Galapagar y la parte codemandada el Club Patín Línea Galapagar

 

13/04/2023: En el día 12 de abril recibimos sentencia desestimatoria íntegramente y condena en costas del Juzgado nº22 de Madrid por el recurso interpuesto por el Club Pumas del Norte Galapagar al Ayuntamiento de Galapagar y la parte codemandada el Club Patín Línea Galapagar.

Por toda la campaña de desprestigio existente hacia el Ayuntamiento que represento, mi persona, mi trabajo y el trabajo de las personas que conforman el Ayuntamiento de Galapagar, deseo romper de nuevo mi silencio con este comunicado. Como dije el pasado mes de septiembre, con la sentencia de archivo y sobreseimiento de la querella interpuesta por Sport Galapagar y Élite Pádel a cinco trabajadores y a mí, el sentido común y la igualdad de oportunidades son valores que guían mi gestión, respetando a las personas que tengo enfrente y cumpliendo con la obligación que adquirí en mayo del 2019 con la ciudadanía de Galapagar y salvaguardando los intereses del consistorio.

Las decisiones que se han tomado en la Concejalía de Deportes son motivadas, argumentadas y ajustadas a derecho como meridianamente claro ha dictaminado el Magistrado y continuaré hasta el último día como concejal de mi Ayuntamiento tomando las decisiones que beneficien a la mayoría y no a unos pocos como al parecer estaban acostumbrados unos pocos.

Siento enormemente las molestias causadas a todos los que colateralmente se han visto involucrados en este sinsentido, especialmente a trabajadores, a los familiares y usuarios del hockey que ninguna culpa tenían de los desmanes de este club, pero esta sacudida ha hecho que el deporte en Galapagar quede saneado, más practicado, con un muy buen ambiente, e invito a todo aquel que por una razón u otra dejó de practicar el deporte elegido vuelva a retomarlo.

Ya es pasado el amiguismo, las cajas fuertes, los cambios de cerraduras de instalaciones públicas, las malas formas, las presuntas coacciones, y el descontrol y descuido de las instalaciones públicas que pagamos todos con nuestros impuestos.

A mis compañeros de corporación actuales, y a los futuros, les ruego que lleven a cabo su labor y responsabilidad sin dejar de proteger el interés general por muchas presiones que reciban, ya que, a dedicar unos años de vida a la política se viene valiente, y con vocación de servicio público.

En el fallo del Magistrado titular del juzgado nº22 de Madrid que desestima íntegramente y condena en costas al Club Pumas del Norte Galapagar Patín, expone con total claridad lo ajustado a derecho de las resoluciones dictadas por el Ayuntamiento que paso a recordar; el decreto de resolución del convenio de colaboración por incumplimientos del Club Pumas y el decreto de suscripción de un nuevo convenio de colaboración con el club Patín Línea.

El Magistrado, en su escrito y sobre el convenio con Pumas expone: «Por lo tanto, estamos ante un Convenio de colaboración absolutamente gratuito, sujeto a un plazo de vigencia de cuatro años, cuya prórroga no se prevé, de manera que el mismo se extinguía automáticamente el 3 de octubre de 2021. Y, además, se preveía que cualquiera de las partes pudiera “desvincularse” del Convenio 2017, o rescindirlo unilateralmente, por incumplimiento de las obligaciones establecidas en el mismo Convenio o en sus Anexos (cláusulas decimoctava, párrafo segundo y decimonovena); e incluso sin causa alguna (cláusula decimoctava, párrafo primero), con el simple requisito de un preaviso de tres meses.”.

Por lo que la resolución por incumplimientos del convenio con Pumas se ajusta a la ley toda vez que, expone el Magistrado: “La administración del AYUNTAMIENTO DE GALAPAGAR, que con arreglo al Convenio tenía plenitud de facultades de supervisión y control de las actividades y obligaciones de la otra parte, como ya hemos resaltado “supra”, considera que se han incumplido obligaciones relacionadas con la presentación de certificados de delitos de naturaleza sexual de los monitores; o el incumplimiento de las directrices marcadas por la administración para la prevención de contagios durante la pandemia ocasionada por la covid-19; o determinados problemas de relación del presidente del club con trabajadores municipales.” y continúa diciendo “La resolución expresa con toda claridad la motivación por la que se decide la resolución unilateral del Convenio- 2017, que autorizan las cláusulas decimoctava y decimonovena del citado Convenio. La recurrente conoce perfectamente las razones jurídicas de la decisión de la administración, por la mera lectura de la misma. Cosa distinta es que discrepe de las mismas, pero en absoluto puede decirse que carezca de motivación, que aparece de forma clara y amplia en la citada resolución. La demanda cuestiona dichos incumplimientos, lo que es la mejor prueba de que la resolución está perfectamente motivada y conoce las causas de la decisión municipal, siendo así que no propone prueba alguna tendente a demostrar que sí cumplió con los puntos cuyo requerimiento, reconocido en el texto de dicha demanda, le fue efectuado y que han motivado la resolución. La demanda no ha propuesto el recibimiento a prueba sobre ninguno de estos puntos de hecho, más allá de la acreditación de la presunta enemistad de la concejal de Deportes hacia el presidente del club. No se acredita, como se firma en la demanda, que se facilitara a la administración el listado de asistentes a las instalaciones. No se acredita que se aportase organigrama con relación de integrantes del club, debiendo recordarse que el Convenio 2017 atribuye a la administración las más amplias facultades de dirigir instrucciones y órdenes (cláusula cuarta), por lo que no es necesario que esta obligación se estableciera específicamente en el Convenio 2017. Sin necesidad de entrar en el análisis de la aportación o no de los certificados de delitos de naturaleza sexual, sobre los que se extiende la demanda, se constata que la resolución recurrida consigna varios incumplimientos, por lo que está debidamente motivada; y no se articula prueba alguna para desmentir los mismos.»

Continúa el magistrado: «Por si todo esto no fuera suficiente, el mismo DECRETO DEL ALCALDE PRESIDENTE DEL AYUNTAMIENTO DE GALAPAGAR Nº 3666/2021, de 18 de junio de 2021, consigna una situación de conflicto entre el presidente del club y empleados municipales del Área de Deportes, como causa de resolución. Esta causa de extinción puede reconducirse a la prevista en la cláusula decimoctava, párrafo primero, del Convenio 2017, a cuyo tenor era posible que cualquiera de las partes se desvinculase del Convenio unilateralmente, sin expresión de causa alguna, comunicándolo a la parte contraria con una antelación de tres meses. Con arreglo a esta cláusula, expresamente aceptada y firmada por las partes, ninguna de ellas (en este caso, la administración), necesita expresar una causa concreta para desvincularse del Convenio. El decreto recurrido consigna una causa que ampara esa decisión, pero no era necesario que lo hiciera. Podía haber procedido de igual manera la recurrente, por la misma razón o por otra cualquiera, porque así lo preveía el Convenio 2017, que ambas partes aceptaron, dando lugar a la extinción del mismo sin indemnización alguna. Una causa de resolución que está amparada por la dicción del artículo 51.2.e) de la Ley 40/2015 (que también se cita en el decreto recurrido) a cuyo tenor los convenios se extinguen: “Por cualquier otra causa distinta de las anteriores prevista en el convenio…”, y que se ha hecho efectiva con el plazo de antelación convenido entre las partes.»

A todo esto, añade, «Por consecuencia, el DECRETO DEL ALCALDE PRESIDENTE DEL AYUNTAMIENTO DE GALAPAGAR Nº 3666/2021 está fundado en causas de extinción del Convenio 2017 que no han sido desvirtuadas y que están claramente expresadas en su texto. Ello lleva a rechazar el alegato de falta de motivación que se contiene en la demanda; y también lleva a rechazar el primero de los argumentos impugnatorios que se contiene en la fundamentación jurídica de la misma: no cabe apreciar desviación de poder en su dictado. Sería suficiente decir que la resolución se acuerda por el Alcalde Presidente del AYUNTAMIENTO DE GALAPAGAR y no por la Concejala de Deportes a la que se refiere esta alegación de la demanda, para rechazar este argumento de la recurrente. A ello debe añadirse que no ha quedado acreditado en modo alguno que la decisión municipal de resolver el Convenio 2017 esté sustentada en desviación de poder. La demanda propuso como hecho relevante sobre el que practicar prueba, en los términos del artículo 60.1 de la ley jurisdiccional (y así se acordó en el auto de 17-10-2022), “… la existencia de enemistad manifiesta entre doña Mercedes Nuño Masip (concejala de Deportes) y el presidente del club recurrente, don Carlos Freire”. Pues bien, este hecho, aunque se acreditara en autos, no es suficiente para sustentar una declaración, en esta sentencia, de haber concurrido “desviación de poder” en las decisiones municipales recurridas.»

En resumidas cuentas y sobre la resolución del convenio con Pumas:

  1. El Ayuntamiento ha actuado conforme a derecho resolviendo el convenio con el club Pumas.
  2. SÍ hubo incumplimientos por parte del club Pumas.
  3. Aunque no hubiese habido incumplimientos, el convenio con el club Pumas finalizaba el 3 de octubre de 2021 y no contemplaba prórroga.
  4. No existe justificación alguna sobre la acusación que hace el club Pumas hacia mi persona sobre “desviación de poder” por una supuesta enemistad a todas luces inexistente.

Paso a exponer la postura del Magistrado en relación con el decreto de suscripción de un nuevo convenio con Patín Línea que además está realizando un gran trabajo y cumpliendo las indicaciones y colaborando con el personal de la Concejalía, al igual que lo hacen el resto de los clubes que tienen actualmente con el Ayuntamiento un convenio de colaboración y cesión de uso de instalaciones públicas y de manera gratuita.

En el fallo expresa el Magistrado: «Deben rechazarse todos estos alegatos de la demanda. Estamos ante la suscripción de un Convenio de colaboración a título gratuito, como ya hemos explicado, lo que exige, con base en el artículo 50.1 de la Ley 40/2015, que el convenio se acompañe de una memoria justificativa donde se analice su necesidad y oportunidad, su impacto económico, el carácter no contractual de la actividad en cuestión. El examen del expediente remitido a estos autos (expediente 11985) pone de manifiesto que, como antecedentes del Decreto recurrido, aparecen:

-Folio 46: Informe técnico favorable, emitido por el Técnico de Deportes, Juventud y Festejos del AYUNTAMIENTO DE GALAPAGAR, sobre la conveniencia como “un factor muy importante en el desarrollo del municipio”, de la firma de un Convenio de colaboración con el C.D.E Patín Línea Galapagar, a los efectos de la promoción, divulgación y desarrollo del deporte en Galapagar, y como continuidad a la oferta de actividades del servicio del Área de Deportes, tratando de fomentar el deporte del PATINAJE y HOCKEY en todas sus modalidades en nuestro municipio. No parece que pueda discutirse esa conveniencia, que es la misma que amparó el Convenio 2017 que firmó la recurrente con la administración. El informe también se pronuncia sobre la inexistencia de gastos generados para el Ayuntamiento, salvo aquéllos derivados del mantenimiento, limpieza y suministros necesarios para el correcto funcionamiento de las infraestructuras. Recordemos que estamos ante un Convenio gratuito para ambas partes, similar también al que se firmó por la recurrente en 2017.

-Folio 47. Memoria justificativa de la necesidad de suscripción de un Convenio de colaboración, similar al que firmó la recurrente en 2017; sobre la insuficiencia de medios para prestar directamente el servicio la administración; y sobre la conveniencia de suscribirlo con la codemandada.

-Folio 50: Informe jurídico favorable del secretario accidental del Ayuntamiento.

A la vista de todo ello, hemos de concluir que se ha tramitado un procedimiento previo al decreto municipal recurrido, que debe reputarse absolutamente regular y ajustado a las exigencias del artículo 50 de la Ley 40/2015 y que por ello la alegación que analizamos debe ser rechazada y, con la misma, la totalidad de pretensiones de la demanda, como se dirá en la parte dispositiva de esta sentencia.»

Y finalizo este comunicado con el fallo de Su Señoría «debo declarar y declaro ajustadas a derecho dichas resoluciones y, en consecuencia, no haber lugar a su anulación, desestimando íntegramente todos los restantes pedimentos de la demanda.

Y todo ello con expresa imposición de las costas procesales a la parte recurrente, limitadas a la cifra máxima de dos mil euros (2.000.-euros) respecto de la administración; y dos mil euros (2.000.-euros) respecto de la codemandada club patín línea galapagar, por todos los conceptos, IVA incluido.»

 

Mercedes Nuño Masip, 13 de abril de 2023